Cuando dar la vuelta al jamón

Índice de contenidos

Cortar un jamón ibérico de buena calidad es uno de los placeres más grandes de la gastronomía española. Para disfrutar de un buen jamón es necesario tener habilidad, paciencia y tiempo.

Qué decir tiene que antes de dar la vuelta a un jamón tenemos que hacer otros pasos, ya descritos en otro post anteriormente, pero de los cuales te hacemos un breve resumen.

1. Desenfundar el jamón. Para evitar que el jamón se seque, hay que desenfundarlo con cuidado, quitándole la funda de lona que lo protege.

2. Retirar la cáscara. La cáscara del jamón es una capa de grosor considerable, de color amarillo-negruzca, que hay que retirar con un cuchillo afilado y cuidadosamente.

3. Darle la vuelta. Una vez que el jamón está cortado, hay que darle la vuelta para retirar la corteza de esta zona y seguir loncheando. Esto se debe hacer con mucha delicadeza para evitar dañar la carne.

Cuándo se le da la vuelta al jamón

 

Ahí os dejamos un vídeo de Jamon Lovers, esperamos que os sea de utilidad 

Ahora sí, la pregunta que nos hacemos es sencilla, ¿En qué momento debemos dar la vuelta a nuestro jamón para seguir consumiendo?Dar la vuelta al jamón demasiado pronto, o tarde, puede dificultarnos el corte del jamón o desperdiciar parte de la pieza.

Independientemente de si colocas la pata del jamón hacia arriba, o hacia abajo, deberás darle la vuelta una vez que se aprecie el hueso del jamón y ya no puedas seguir cortando más lonchas.

Cuando llegues al hueso puedes utilizar un cuchillo pequeño y afilado, llamado puntilla con el cual te será más fácil acceder y aprovechar los últimos trozos de jamón.

Además, obtendremos trozos de jamón más pequeños y gruesos, que son perfectos para guisar y así aprovechar el jamón por completo. Una vez que el hueso esté bien apurado, será el momento de dar la vuelta al jamón.

El procedimiento para empezarlo es tal y como hicimos con la otra parte.

Cómo dar la vuelta al jamón

Preparar un plato de jamón ibérico que garantice el máximo disfrute en cada loncha es una tarea que requiere mucha práctica, destreza y tiempo. Para aprovechar el sabor de la pieza en cada loncha es necesaria una correcta preparación.

El momento idóneo para voltear la pieza es exactamente cuando no puedas cortar más lonchas debido a la aparición del hueso.

Es entonces cuando debes darle la vuelta, limpiar la zona contraria a por la que empezaste y seguir disfrutando del sabor ibérico.

Nuestros jamones ibéricos no tienen por qué abrirse de una forma u otra, ya que su calidad y sabor son tales que no importa por dónde comenzar a disfrutar de este manjar.

Como recomendación

 

Si se va a consumir en un periodo muy largo de tiempo, deberás empezar por la contra-maza. 

Es decir, con la pezuña apuntando hacia abajo. 

Si ,por el contrario, se va a consumir rápidamente porque se trata de grupos grandes o de una cata organizada, se debe empezar por la zona más jugosa de todas: la maza. 

Ten presente que no existe una manera mejor que otra de empezarlo de forma general, ya que basta simplemente con tener en cuenta si se va a comer de forma lenta o se va a consumir muy rápido.

Ahora que sabes cuándo se le da la vuelta a un jamón seguro que ya puedes presumir delante de tus invitados como un experto cortador.
Te aseguramos que siguiendo estos tics no fallarás.
Pero si no es el caso y lo que quieres es, simplemente, disfrutar sin preocuparte de cortar, tienes a tu disposición nuestra opción de blíster de jamón loncheado, o directamente que te mandemos un jamón loncheado entero. 

Las rebajas de Enero han llegado a García Mimbrero

Deja una respuesta